El verano es una época que afecta mucho a la salud dental.

La dentadura sufre  debido al cambio de hábitos y al aumento de las actividades de ocio que conllevan un incremento en el consumo de bebidas gaseosas y azucaradas.
Se come de manera más desorganizada y hay mayor consumo de alimentos y bebidas frías. 

 LLevar una dieta no equilibrada , rica en grasas y comer entre horas perjudica la salud de los dientes. Por otra parte, se descuida los hábitos de higiene porque se alteran los horarios.

  Tambien  el calor del verano puede provocar la aparición o el agravamiento de problemas buco dentales, pues a las habituales dolencias se suma un desajuste en la hidratación, sobre todo en el caso de los niños y las personas mayores.

La sensibilidad de los dientes también aumenta por el incremento de las comidas y bebidas frías. Se trata de una molestia bastante común en los meses de verano, debido al contraste de las temperaturas.

Se pueden tambien  sufrir dolencias como la gingivitis o la aparición de caries.


 Después de verano las consultas que más nos encontramos los dentistas: Odontólogos  especialistas en Ortodoncia en Clinica Aldaieta son  infecciones, caries o enfermedad de las encías.


Ya sabes que, ante todo, la prevención es lo más importante para evitar problemas en el futuro en la salud de tu boca y, sobre todo, para ahorrarnos disgustos y dinero. El dentista no es caro si colaboramos en prevenir. – See more at: http://alonsodental.es/antes-de-volver-al-cole-una-revision-con-tu-dentista/#sthash.130kPEYy.dpuf

Ante todo, la prevención es lo más importante para evitar problemas en el futuro en la salud de tu boca y, sobre todo, para ahorrarnos disgustos y dinero. El dentista no es caro si colaboramos en prevenir.

Desde Clinica Aldaieta Bilbao recomendamos realizar una  revisión con tu dentista de confianza para evitar que el daño sea mayor o, incluso, irremediable si dejas pasar demasiado tiempo.

Quienes han contado con las vacaciones más largas durante el verano han sido los niños.
Es importante tambien  revisar  el estado de su salud bucodental para evitar que posibles relajamientos de higiene la compliquen. Y una revisión a tiempo puede evitar muchos problemas.

Ya sabes que, ante todo, la prevención es lo más importante para evitar problemas en el futuro en la salud de tu boca y, sobre todo, para ahorrarnos disgustos y dinero. El dentista no es caro si colaboramos en prevenir. – See more at: http://alonsodental.es/antes-de-volver-al-cole-una-revision-con-tu-dentista/#sthash.130kPEYy.dpuf

 

Martes, 09 de septiembre de 2014
Salud digital y Telemedicina

| Opinión | Apps | Primera Persona | Autonomías | Actualidad Gráfica | Entrevistas | A Fondo | Medicamentos | ConSalud TV | Barómetro | CMDR |
| Pacientes | Médicos | Farmacias | Enfermería | Tecnología | Industria | Cardiología | Pediatría | Oncología | Hombre | Mujer | Nutrición | Estética | Vida Sana | Biotecnología

Infección y caries, los casos más consultados al dentista tras el verano


21-08-2014
comentarios 0

inCompartir  

Redacción | Madrid

Después de verano las consultas que más se encuentran los dentistas son sobre infecciones, caries o enfermedad de las encías.

El doctor Iván Malagón, Odontólogo especialista en Ortodoncia y Ortopedia Maxilomandibular y Director de Iván Malagón*Clinic, asegura que “está comprobado que en verano descuidamos nuestra higiene y alteramos nuestra dieta y nuestros hábitos de vida, lo que acaba repercutiendo en nuestra salud oral: Infecciones, gingivitis y caries son las principales causas de consulta al odontólogo a en el mes de septiembre”

Las infecciones, se dan con más frecuencia en época estival por “as altas temperaturas, la falta de una adecuada higiene y la hidratación insuficiente suelen ser la causa más directa de las infecciones orales.

El doctor Malagón explica que “con el calor nuestro organismo pierde más agua y si no la reponemos adecuadamente, se inicia un proceso de deshidratación que en la boca empieza con una disminución de la salivación, con lo que la saliva pierde su acción antibacteriana”, además de que no puede arrastrar los restos de alimentos, lo que favorece la acumulación de placa y la aparición de la enfermedad de las encías. Además, la poca salivación también favorece las infecciones por hongos y la aparición de aftas”.

La proliferación de caries, se da ahora por la relajación en los hábitos de higiene por los cambios de horarios durante las vacaciones, la dificultad de lavarse los dientes regularmente cuando se pasa el día fuera de casa, el mayor consumo de bebidas azucaradas y helados, el aumento en el consumo de tóxicos como café, tabaco y alcohol y una alimentación desequilibrada, son factores que favorecen la proliferación de microorganismos en la boca y la aparición de la tan temida caries.

La enfermedad periodontal, es una consecuencia directa de los otros dos sucesos, según comenta el doctor, “tanto la relajación en la higiene como la poca hidratación y las dietas desequilibradas favorecen la acumulación de placa y la inflación de las encías, que si no se trata a tiempo puede dar lugar a la enfermedad periodontal”.

Otros problemas frecuentes son la halitosis, sensibilidad dental o traumatismos no tratados.

Porque salud necesitamos todos… ConSalud.es

– See more at: http://www.consalud.es/see_news.php?id=12642#sthash.qzCddJa8.dpuf

Después de verano las consultas que más se encuentran los dentistas son sobre infecciones, caries o enfermedad de las encías.

El doctor Iván Malagón, Odontólogo especialista en Ortodoncia y Ortopedia Maxilomandibular y Director de Iván Malagón*Clinic, asegura que “está comprobado que en verano descuidamos nuestra higiene y alteramos nuestra dieta y nuestros hábitos de vida, lo que acaba repercutiendo en nuestra salud oral: Infecciones, gingivitis y caries son las principales causas de consulta al odontólogo a en el mes de septiembre”

Las infecciones, se dan con más frecuencia en época estival por “as altas temperaturas, la falta de una adecuada higiene y la hidratación insuficiente suelen ser la causa más directa de las infecciones orales.

El doctor Malagón explica que “con el calor nuestro organismo pierde más agua y si no la reponemos adecuadamente, se inicia un proceso de deshidratación que en la boca empieza con una disminución de la salivación, con lo que la saliva pierde su acción antibacteriana”, además de que no puede arrastrar los restos de alimentos, lo que favorece la acumulación de placa y la aparición de la enfermedad de las encías. Además, la poca salivación también favorece las infecciones por hongos y la aparición de aftas”.

La proliferación de caries, se da ahora por la relajación en los hábitos de higiene por los cambios de horarios durante las vacaciones, la dificultad de lavarse los dientes regularmente cuando se pasa el día fuera de casa, el mayor consumo de bebidas azucaradas y helados, el aumento en el consumo de tóxicos como café, tabaco y alcohol y una alimentación desequilibrada, son factores que favorecen la proliferación de microorganismos en la boca y la aparición de la tan temida caries.

La enfermedad periodontal, es una consecuencia directa de los otros dos sucesos, según comenta el doctor, “tanto la relajación en la higiene como la poca hidratación y las dietas desequilibradas favorecen la acumulación de placa y la inflación de las encías, que si no se trata a tiempo puede dar lugar a la enfermedad periodontal”.

Otros problemas frecuentes son la halitosis, sensibilidad dental o traumatismos no tratados. – See more at: http://www.consalud.es/see_news.php?id=12642#sthash.qzCddJa8.dpuf

Después de verano las consultas que más se encuentran los dentistas son sobre infecciones, caries o enfermedad de las encías.

El doctor Iván Malagón, Odontólogo especialista en Ortodoncia y Ortopedia Maxilomandibular y Director de Iván Malagón*Clinic, asegura que “está comprobado que en verano descuidamos nuestra higiene y alteramos nuestra dieta y nuestros hábitos de vida, lo que acaba repercutiendo en nuestra salud oral: Infecciones, gingivitis y caries son las principales causas de consulta al odontólogo a en el mes de septiembre”

Las infecciones, se dan con más frecuencia en época estival por “as altas temperaturas, la falta de una adecuada higiene y la hidratación insuficiente suelen ser la causa más directa de las infecciones orales.

El doctor Malagón explica que “con el calor nuestro organismo pierde más agua y si no la reponemos adecuadamente, se inicia un proceso de deshidratación que en la boca empieza con una disminución de la salivación, con lo que la saliva pierde su acción antibacteriana”, además de que no puede arrastrar los restos de alimentos, lo que favorece la acumulación de placa y la aparición de la enfermedad de las encías. Además, la poca salivación también favorece las infecciones por hongos y la aparición de aftas”.

La proliferación de caries, se da ahora por la relajación en los hábitos de higiene por los cambios de horarios durante las vacaciones, la dificultad de lavarse los dientes regularmente cuando se pasa el día fuera de casa, el mayor consumo de bebidas azucaradas y helados, el aumento en el consumo de tóxicos como café, tabaco y alcohol y una alimentación desequilibrada, son factores que favorecen la proliferación de microorganismos en la boca y la aparición de la tan temida caries.

La enfermedad periodontal, es una consecuencia directa de los otros dos sucesos, según comenta el doctor, “tanto la relajación en la higiene como la poca hidratación y las dietas desequilibradas favorecen la acumulación de placa y la inflación de las encías, que si no se trata a tiempo puede dar lugar a la enfermedad periodontal”.

Otros problemas frecuentes son la halitosis, sensibilidad dental o traumatismos no tratados. – See more at: http://www.consalud.es/see_news.php?id=12642#sthash.qzCddJa8.dpuf

Después de verano las consultas que más se encuentran los dentistas son sobre infecciones, caries o enfermedad de las encías.

El doctor Iván Malagón, Odontólogo especialista en Ortodoncia y Ortopedia Maxilomandibular y Director de Iván Malagón*Clinic, asegura que “está comprobado que en verano descuidamos nuestra higiene y alteramos nuestra dieta y nuestros hábitos de vida, lo que acaba repercutiendo en nuestra salud oral: Infecciones, gingivitis y caries son las principales causas de consulta al odontólogo a en el mes de septiembre”

Las infecciones, se dan con más frecuencia en época estival por “as altas temperaturas, la falta de una adecuada higiene y la hidratación insuficiente suelen ser la causa más directa de las infecciones orales.

El doctor Malagón explica que “con el calor nuestro organismo pierde más agua y si no la reponemos adecuadamente, se inicia un proceso de deshidratación que en la boca empieza con una disminución de la salivación, con lo que la saliva pierde su acción antibacteriana”, además de que no puede arrastrar los restos de alimentos, lo que favorece la acumulación de placa y la aparición de la enfermedad de las encías. Además, la poca salivación también favorece las infecciones por hongos y la aparición de aftas”.

La proliferación de caries, se da ahora por la relajación en los hábitos de higiene por los cambios de horarios durante las vacaciones, la dificultad de lavarse los dientes regularmente cuando se pasa el día fuera de casa, el mayor consumo de bebidas azucaradas y helados, el aumento en el consumo de tóxicos como café, tabaco y alcohol y una alimentación desequilibrada, son factores que favorecen la proliferación de microorganismos en la boca y la aparición de la tan temida caries.

La enfermedad periodontal, es una consecuencia directa de los otros dos sucesos, según comenta el doctor, “tanto la relajación en la higiene como la poca hidratación y las dietas desequilibradas favorecen la acumulación de placa y la inflación de las encías, que si no se trata a tiempo puede dar lugar a la enfermedad periodontal”.

Otros problemas frecuentes son la halitosis, sensibilidad dental o traumatismos no tratados. – See more at: http://www.consalud.es/see_news.php?id=12642#sthash.QhlVYSR4.dpuf

Después de verano las consultas que más se encuentran los dentistas son sobre infecciones, caries o enfermedad de las encías.

El doctor Iván Malagón, Odontólogo especialista en Ortodoncia y Ortopedia Maxilomandibular y Director de Iván Malagón*Clinic, asegura que “está comprobado que en verano descuidamos nuestra higiene y alteramos nuestra dieta y nuestros hábitos de vida, lo que acaba repercutiendo en nuestra salud oral: Infecciones, gingivitis y caries son las principales causas de consulta al odontólogo a en el mes de septiembre”

Las infecciones, se dan con más frecuencia en época estival por “as altas temperaturas, la falta de una adecuada higiene y la hidratación insuficiente suelen ser la causa más directa de las infecciones orales.

El doctor Malagón explica que “con el calor nuestro organismo pierde más agua y si no la reponemos adecuadamente, se inicia un proceso de deshidratación que en la boca empieza con una disminución de la salivación, con lo que la saliva pierde su acción antibacteriana”, además de que no puede arrastrar los restos de alimentos, lo que favorece la acumulación de placa y la aparición de la enfermedad de las encías. Además, la poca salivación también favorece las infecciones por hongos y la aparición de aftas”.

La proliferación de caries, se da ahora por la relajación en los hábitos de higiene por los cambios de horarios durante las vacaciones, la dificultad de lavarse los dientes regularmente cuando se pasa el día fuera de casa, el mayor consumo de bebidas azucaradas y helados, el aumento en el consumo de tóxicos como café, tabaco y alcohol y una alimentación desequilibrada, son factores que favorecen la proliferación de microorganismos en la boca y la aparición de la tan temida caries.

La enfermedad periodontal, es una consecuencia directa de los otros dos sucesos, según comenta el doctor, “tanto la relajación en la higiene como la poca hidratación y las dietas desequilibradas favorecen la acumulación de placa y la inflación de las encías, que si no se trata a tiempo puede dar lugar a la enfermedad periodontal”.

Otros problemas frecuentes son la halitosis, sensibilidad dental o traumatismos no tratados. – See more at: http://www.consalud.es/see_news.php?id=12642#sthash.QhlVYSR4.dpuf

Después de verano las consultas que más se encuentran los dentistas son sobre infecciones, caries o enfermedad de las encías.

El doctor Iván Malagón, Odontólogo especialista en Ortodoncia y Ortopedia Maxilomandibular y Director de Iván Malagón*Clinic, asegura que “está comprobado que en verano descuidamos nuestra higiene y alteramos nuestra dieta y nuestros hábitos de vida, lo que acaba repercutiendo en nuestra salud oral: Infecciones, gingivitis y caries son las principales causas de consulta al odontólogo a en el mes de septiembre”

Las infecciones, se dan con más frecuencia en época estival por “as altas temperaturas, la falta de una adecuada higiene y la hidratación insuficiente suelen ser la causa más directa de las infecciones orales.

El doctor Malagón explica que “con el calor nuestro organismo pierde más agua y si no la reponemos adecuadamente, se inicia un proceso de deshidratación que en la boca empieza con una disminución de la salivación, con lo que la saliva pierde su acción antibacteriana”, además de que no puede arrastrar los restos de alimentos, lo que favorece la acumulación de placa y la aparición de la enfermedad de las encías. Además, la poca salivación también favorece las infecciones por hongos y la aparición de aftas”.

La proliferación de caries, se da ahora por la relajación en los hábitos de higiene por los cambios de horarios durante las vacaciones, la dificultad de lavarse los dientes regularmente cuando se pasa el día fuera de casa, el mayor consumo de bebidas azucaradas y helados, el aumento en el consumo de tóxicos como café, tabaco y alcohol y una alimentación desequilibrada, son factores que favorecen la proliferación de microorganismos en la boca y la aparición de la tan temida caries.

La enfermedad periodontal, es una consecuencia directa de los otros dos sucesos, según comenta el doctor, “tanto la relajación en la higiene como la poca hidratación y las dietas desequilibradas favorecen la acumulación de placa y la inflación de las encías, que si no se trata a tiempo puede dar lugar a la enfermedad periodontal”.

Otros problemas frecuentes son la halitosis, sensibilidad dental o traumatismos no tratados. – See more at: http://www.consalud.es/see_news.php?id=12642#sthash.qzCddJa8.dpuf

Después de verano las consultas que más se encuentran los dentistas son sobre infecciones, caries o enfermedad de las encías.

El doctor Iván Malagón, Odontólogo especialista en Ortodoncia y Ortopedia Maxilomandibular y Director de Iván Malagón*Clinic, asegura que “está comprobado que en verano descuidamos nuestra higiene y alteramos nuestra dieta y nuestros hábitos de vida, lo que acaba repercutiendo en nuestra salud oral: Infecciones, gingivitis y caries son las principales causas de consulta al odontólogo a en el mes de septiembre”

Las infecciones, se dan con más frecuencia en época estival por “as altas temperaturas, la falta de una adecuada higiene y la hidratación insuficiente suelen ser la causa más directa de las infecciones orales.

El doctor Malagón explica que “con el calor nuestro organismo pierde más agua y si no la reponemos adecuadamente, se inicia un proceso de deshidratación que en la boca empieza con una disminución de la salivación, con lo que la saliva pierde su acción antibacteriana”, además de que no puede arrastrar los restos de alimentos, lo que favorece la acumulación de placa y la aparición de la enfermedad de las encías. Además, la poca salivación también favorece las infecciones por hongos y la aparición de aftas”.

La proliferación de caries, se da ahora por la relajación en los hábitos de higiene por los cambios de horarios durante las vacaciones, la dificultad de lavarse los dientes regularmente cuando se pasa el día fuera de casa, el mayor consumo de bebidas azucaradas y helados, el aumento en el consumo de tóxicos como café, tabaco y alcohol y una alimentación desequilibrada, son factores que favorecen la proliferación de microorganismos en la boca y la aparición de la tan temida caries.

La enfermedad periodontal, es una consecuencia directa de los otros dos sucesos, según comenta el doctor, “tanto la relajación en la higiene como la poca hidratación y las dietas desequilibradas favorecen la acumulación de placa y la inflación de las encías, que si no se trata a tiempo puede dar lugar a la enfermedad periodontal”.

Otros problemas frecuentes son la halitosis, sensibilidad dental o traumatismos no tratados. – See more at: http://www.consalud.es/see_news.php?id=12642#sthash.qzCddJa8.dpuf